“Ella quizás no es lo que aparenta debajo de su caparazón..”

La alta sensibilidad y la agresión pasiva

A la gran mayoría de los PAS les gusta la calma y la paz. Sobre todo la paz. Conflictos de todo tipo les producen malestar. La violencia no les va y más de un PAS se bloquea ante escenas brutales, especialmente cuando ellos mismos se ven implicados de una manera u otra.

¿Cuál es la causa de ese bloqueo? Suponemos que alguien se enfada contigo y empieza a gritarte, reprochándote y incluso insultándote. Verás la cantidad de reacciones que entonces se producen casi simultáneamente en tu mundo interior. El elevado tono y los gestos que percibes tienen como consecuencia que te asustas, lo que lleva a un encogimiento interior. Con el susto y el consiguiente pánico se dispara la adrenalina, la hormona del estrés que tiene el famoso efecto de “luchar o huir”. Según tu carácter tiendes a querer escapar, o bien tienes la tendencia de perder el control y empiezas a gritar también. Tanto el deseo de escaparte como el incontrolable impulso de defenderte con violencia verbal son fruto de un bloqueo por sobrecarga de información sensorial, posiblemente en combinación con miedo y la sensación de ser agredido; un cortocircuito. La mayoría de los PAS tiende a cerrarse por completo y es incapaz de contestar de la manera que sea. Se sienten como paralizados. Un pequeño porcentaje de PAS contesta con gritos. Aunque éste tipo de reacción no parece ser un bloqueo, sí que lo es, ya que a esta persona le cuesta igual tener pensamientos coherentes, mientras que al mismo tiempo ha perdido la capacidad de escuchar bien aquello que la otra persona le está diciendo.

Estoy segura que, si eres PAS, te reconoces en uno de las dos variantes. A los PAS no nos van bien los conflictos y las discusiones. Ahora, ¿cómo actuamos una vez que hemos entrado en un conflicto?

Siempre cuando me gritaron me bloqueé de tal manera que no podía exteriorizar ni una palabra. Experimentaba hasta dolor físico. Pensaba entender –y esto era antes que sabía del tema de la alta sensibilidad y de que soy PAS¬– que ese dolor venía del hecho que me consideraba (y me sigo considerando) una pacifista. Ahora entiendo mucho mejor el tema del bloqueo y el dolor, y sé que no tiene nada, pero nada que ver con el hecho de ser pacifista. Solamente tiene que ver con el bloqueo. Punto.

No contestar a alguien, sin embargo, ignorar a la otra persona, cuando se hace aposta, es una estrategia de agresión pasiva, y la otra persona –la partida ignorada– suele recibirlo como un acto violento. La otra persona no puede saber si le ignoramos aposta o si es porque estamos bloqueados y es por eso que no somos capaces de contestarle. Pensará que lo hacemos cómo un estrategia, que lo hacemos por castigarle… y es muy probable que se enfade más.

Es importante darse cuenta que la otra persona no puede saber que pasa en nuestro foro interior, de la misma manera que –por muy intuitiva que seas– es imposible saber con absoluta certeza que vive en el pensar y en el sentir de la otra persona. (Ten en cuenta que tu intuición no puede funcionar de manera correcta cuando estás alterado). En casos como el que acabo de describir conviene hacer un esfuerzo y por lo menos hacerle saber a la otra persona que necesitas un poco de tiempo –intenta ser específico– y que luego, en una horita, le contestarás. Así le aportas claridad sobre tus intenciones y el otro puede calmarse ya que le has hecho saber que no te callas por gusto, por querer castigarle y que tu silencio no es un acto violento.

Ella quizás el rostro que no puedo olvidar
el resto de satisfacción o dolor
quizás mi tesoro o el precio que tengo que pagar
ella quizás la canción que el verano canta
quizás el niño que el otoño trae
quizás cientos de cosas mas
dentro de un día
ella quizás la bella o la bestia
quizás el hambre o el festín
quizás cambia cada día de cielo a infierno
ella quizás el espejo de mis sueños
una sonrisa reflejada en un riachuelo
ella quizás no es lo que aparenta debajo de su caparazón….
ella, la que siempre luce muy feliz entre la muchedumbre
cuyos ojos pueden ser tan privados y tan orgullosos
nadie esta permitido a verlos cuando lloran
ella quizás el amor que no puede esperar a lo ultimo
quizás el salto de las sombras del pasado
que recordare antes del día en que muera
ella quizás la razón por la que sobrevivo
el porque y el por tanto del tipo de vida
una preocupación a través del pasar de los años
yo, yo tomaré la risa o la lágrima
y lo haré a los dos mi recuerdo
y cuando ella se vaya, voy a ver que
el significado de mi vida es
ella….ella

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s